Voluntarios medioambientales anillan 870 aves migratorias en el Paraje Natural de Marismas del Odiel

HUELVA

Categoría avesLos voluntarios medioambientales que participan en la campaña estival de anillamiento que promueve la Junta de Andalucía en el Paraje Natural Marismas del Odiel han capturado y tomado datos hasta el momento de 870 aves larolimícolas que han recalado este verano en el espacio protegido onubense, área de alimentación y descanso en la ruta migratoria del Atlántico Occidental, que siguen los animales tras el periodo reproductivo desde el norte de Europa a África.

Según explicó la Junta de Andalucía en un comunicado, el pasado domingo finalizó el segundo turno de diez días de la campaña de anillamiento nocturno, en el que se han registrado 420 aves, que se suman a las 470 contabilizadas en el primero, que tuvo lugar entre el 31 de julio y el 9 de agosto. Además, en este segundo periodo se han identificado siete ejemplares de charrán ártico, un ave procedente de países como Finlandia, Alemania, Holanda, Francia o Italia que raramente recala en el paraje onubense. El último turno tendrá lugar del 27 de septiembre al 6 de octubre.

Unos 400 voluntarios de toda España e incluso del extranjero participan este año en la campaña, impulsada por la Consejería de Medio Ambiente desde 1997 y con la que se pretende realizar un seguimiento de las aves que acuden a Marismas del Odiel, al mismo tiempo que contribuir a divulgar la importancia de este espacio protegido onubense como área de alimentación y descanso en la ruta migratoria del Atlántico Occidental.

La iniciativa forma parte del programa de voluntariado ambiental ‘Aves del Litoral 2008’, promovido por la Delegación Provincial de Medio Ambiente y coordinado por la Red de Voluntarios de Marismas del Odiel, para proteger las aves marinas de la costa onubense. La mecánica de la campaña, que estudia aves de pequeño o mediano tamaño, adaptadas a la vida en marismas y lagunas, comienza con la colocación de redes a la caída de la tarde en los cristalizadores de las salinas.

Una vez entrada la noche, los voluntarios acceden a la marisma y recogen las aves capturadas en las redes para trasladarlas a la Estación Ornitológica del Paraje, donde se lleva a cabo el anillamiento, pesado, toma de datos, cálculo de edad y control del estado de los ejemplares. Posteriormente, son liberados de nuevo en la marisma. Este proceso se realiza de forma sucesiva hasta que se hace de día.

Con esta iniciativa se pretende colaborar en la investigación y el conocimiento de los flujos migratorios de las aves, cuya presencia en el entorno es un indicador de la buena salud del Paraje, al mismo tiempo que convertirlo en un espacio abierto a la ciudadanía.

Por el volumen de capturas y la importancia de las mismas –desde 1997 se han datado unas 23.000 aves–, la Estación Ornitológica de Marismas del Odiel es la más importante de España y una de las más destacadas a escala europea en cuanto a anillamiento de aves larolimícolas.

Tags: ,

No comments yet.

Deja un comentario