Exposición en FICOBA: La fauna de los reptiles, en Irún

Irún

Categoría reptilesEl recinto ferial Ficoba acoge por segundo año consecutivo la exposición La fauna de los reptiles que cuenta con más de noventa especies diferentes de saurios, procedentes de los puntos más recónditos de los cinco continentes. Tras haber pasado por Logroño, Zaragoza, Bilbao y San Sebastián, la exposición llega de nuevo a Irun, con una superficie de 1.400 m2 y la colección más completa de reptiles vivos de Europa.

El recinto, con una temperatura que oscila entre los 25 y los 30 grados y con grandes terrarios que simulan densas zonas tropicales, presenta un auténtico curso de ciencias naturales para conocer un poco mejor el desconocido reino de estos ofidios. La exposición es de alto valor didáctico, dado que cada terrario cuenta con una ficha informativa que describe la morfología, hábitat y costumbres de cada uno de los especímenes. Los profesionales a cargo de la exposición están a disposición del visitante para resolver cualquier duda y aconsejar a la hora de adquirir un reptil como animal de compañía.

«Uno de nuestros objetivos es explicar a la gente qué animales se pueden o no se pueden comprar, ya que muchos pueden ser muy peligrosos», afirma Benedicte Cujean, encargada de la exposición. «Mucha gente no sabe que una iguana común que se adquiere pequeña, al crecer puede alcanzar hasta dos o tres metros, con garras considerables que pueden causar daño a los más pequeños de la casa».

Sin embargo, en entornos protegidos y adaptados a sus necesidades como esta exposición, todo el mundo se puede acercar a admirar la belleza y peculiaridad de estos especímenes. Geckos Leopardo, con colores llamativos y tamaño inofensivo; tortugas gigantes de las islas Seychelle; caimanes negros con medidas que pueden superar los seis metros; boas y pitones, entre muchas otras especies, miran curiosos al espectador desde sus terrarios. Como si el hombre fuera el cautivo por la sorpresa y admiración de estos selváticos animales.

Recién nacida

Entre los especímenes más queridos de la exposición encontramos a Kike, una tortuga recién nacida, que sólo cuenta con dos días de vida. «Es la primera de unas diez o quince tortugas más que están en camino», señala Benedicte Cujean. Dado que la temporada estival es muy propicia para el nacimiento de reptiles, este año el recinto ferial verá nacer docenas de crías de serpiente y lagarto. Estas nuevas aportaciones a la familia compartirán el festín de 300 kilos de pollo, dos de gusanos, 300 ratones y 1.000 grillos que los ejemplares adultos consumen a la semana.

Otra novedad de la exposición, es un crótalo diamantino albino que ha nacido sin escamas. Este raro reptil ha sido traído de los Estados Unidos y comparte su terrario con otra serpiente común de su misma especie. «Para mostrar el contraste entre las dos serpientes y recalcar la peculiaridad de estas», comenta Cujean.

Aunque algunos causen más expectación que otros, Benedicte Cujean afirma convencida que «todos los reptiles son especiales. Grandes, pequeños, verdes, amarillos todos son muy hermosos a su manera».

Fuente: Diario Vasco

No comments yet.

Deja un comentario