Animales que curan

Valencia

Categoría perrosDelfines para tratar el autismo, caballos para mejorar los reflejos y la coordinación de los discapacitados mentales y perros como medicina para enfermos de alzheimer. Los terapeutas ya no son sólo profesionales, a veces tienen cuatro patas o aletas, ya que cada vez son más numerosos los pacientes de la Comunidad Valenciana que siguen tratamiento asistido con animales.

Desde los perros-guía hasta el aprovechamiento de los ultrasonidos que emiten los delfines, los beneficios de la «zoomedicina» son innumerables y cubren un amplio espectro de dolencias, tanto físicas como psíquicas e, incluso, sociales y educativas.

La cultura de los «animales sanadores» no es nueva. Diferentes civilizaciones conocían sus propiedades curativas, aunque hay que esperar hasta 1792 para que se consolidara el término terapia a estas prácticas, ya que fue entonces cuando en Inglaterra se asoció el término enfermo-curación con la labor de los animales.

Prescribir un perro

Hoy en día a nadie extraña que algunos médicos recomienden a sus pacientes que se compren una mascota. El objetivo no es otro que «obligarles» a asumir responsabilidades. Éste es el caso de algunos enfermos de anorexia o personas con depresión. Pero la terapia asistida con animales va mucho más allá, ya que numerosos estudios han demostrado los efectos curativos que tiene el contacto directo entre enfermos y algunas especies.

En la Comunidad Valenciana existen innumerables ejemplos. Así, la ONGD Intervención, Ayuda y Emergencias ha impartido distintas sesiones de canino-terapia para enfermos de alzheimer en el centro de día de municipios valencianos. Esta terapia alternativa se ha convertido en una de las más demandadas por los pacientes, ya que el contacto con los perros permite a las personas enfermas mejorar su autoestima y desarrollar sus cualidades afectivas. También en Algemesí se han realizado sesiones para pacientes con perros adiestrados.

Estas iniciativas tienen una importante base científica que ha hecho que centros de todo el mundo incorporen las terapias asistidas con animales entre su cartera de servicios. En el hospital Mount Sinai en Nueva York se incorporaron perros a los tratamientos de rehabilitación de pacientes con lesiones cerebrales y espinales, en el Colegio Médico de Virginia en Richmond se utilizaba un perro de raza lhasa Apso para tranquilizar a los pacientes de terapias de electroshock que tiemblan antes del tratamiento, y en Texas se usan perros para motivar a los niños que se recuperan de quemaduras y para calmar a los pacientes en los pabellones de Alzheimer. Son sólo algunos de los innumerables ejemplos.

Animales asistentes

Además de para tratar enfermedades, los perros pueden ser muy útiles para personas en sillas de ruedas. Con un adiestramiento adecuado, son capaces de recoger cosas del suelo, tirar de la silla de ruedas, apagar y encender luces, marcar una llamada telefónica de emergencia (pregrabada en un pulsador grande), emitir un ladrido de aviso, abrir o cerrar cajones y sacar algo que se le indique, abrir o cerrar puertas o despertar al dueño. Dependiendo de las necesidades de su propietario y del adiestramiento recibido, un perro de asistencia puede realizar hasta una docena de tareas.

En general se llaman perros de asistencia a todos aquellos que ayudan al hombre en labores concretas: perros de rescate, perros que buscan y localizan drogas y explosivos, perros-guía para ciegos, perros pastores, perros de defensa, guardianes, de caza, de trineo, etc.

Terapia ecuestre

Además de los perros, los caballos son otra de las herramientas terapéuticas más utilizadas. Dentro de las terapias ecuestres destaca la hipoterapia, un tratamiento fisioterapéutico y psicomotriz en base neurofisiológica, realizado sobre el caballo, donde el paciente no tiene ni mando ni control sobre el caballo, que es manejado por un monitor en terapias ecuestres, y que está orientado al tratamiento físico de las discapacidades más severas. Sus herramientas son el movimiento que el caballo transmite al jinete, la intervención del fisioterapeuta, los elementos auxiliares y el medio caballo. Por otra parte, la equitación terapéutica es un tratamiento psico-socio-emocional, realizado con y sobre el caballo. En este caso, el paciente sí tiene mando o control sobre éste.

La Generalitat, a través del Ivadis, incorporó hace unos años la equinoterapia en el tratamiento de los discapacitados psíquicos.

El poder de los ultrasonidos

Aunque médicos, psicólogos, fisioterapeutas y científicos no acaban de ponerse de acuerdo sobre los beneficios de la delfinoterapia, la experiencia parece confirmar que estos mamíferos marinos tienen una positiva influencia en personas con dolencias físicas y mentales, ya que, al parecer, los ultrasonidos que emiten tienen efectos biológicos en el ser humano. Estas ondas permiten una relajación y receptividad en el menor que permite una estimulación diez veces superior a la que se consigue con otras terapias, según destacan algunos psicólogos.

En el parque temático de Mundomar en Benidorm, cada día se organizan sesiones de delfinoterapia con niños con parálisis cerebral, síndrome de Down, autismo, cáncer o problemas de movilidad, que se sumergen en el agua acompañados de un psicólogo quien, tras unos minutos de adaptación, deja que los delfines hagan su labor. El agua y los delfines actúan como motivadores para los pequeños y, a diferencia de otros centros, aquí no se incita a los animales a acercarse al niño, sino que dejan que sea el instinto el que mueva al delfín. Los casos avalan la terapia. Iñigo, un joven con parálisis cerebral, empezó a demostrar sentimientos tras el contacto con los delfines, y otro pequeño pudo dormir sin necesidad de respirador, por primera vez en su vida, tras el paso por el acuario.

La terapias con delfines caballos o perros se utilizan para tratar desde autismo a alzheimer con beneficios, tanto físicos como psíquicos y sociales. La mayoría de personas inconscientemente reaccionan positivamente ante los animales.

Fuente: Abc

3 Responses to “Animales que curan”

  1. Karla gessabell 19 junio, 2007 at 00:00 #

    me parece muy bueno

  2. tu madre 22 octubre, 2008 at 16:35 #

    yo qiero animales q curan no terapias inutiles

  3. Eva 22 octubre, 2008 at 16:40 #

    La mejor terapia del ser humano siempre ha sido tener cerca a los animales o a la naturaleza. El estrés que nos acompaña cada día en las grandes ciudades es fruto de la desvinculación que hemos tenido de la naturaleza.

    Un saludo, Eva

Deja un comentario